Elementos esenciales para nuevos creyentes

Elementos esenciales para nuevos creyentes es un breve estudio en forma de bosquejo y un poco de material bajo cada punto. Estos puntos son esenciales para una persona de ubicarse correctamente en el cristianismo.

I. ¿Qué es la Salvación?

El problema con tantos problemas en la vida de uno es que estos problemas vienen de fuentes desconocidas a nosotros. Básicamente, un gran cantidad de problemas provienen de un solo asunto, la persona hizo algo pero no ha entendido que es la salvación y realmente no la tiene.

¿Qué es la salvación? Es una relación personal con Jesucristo en que tu pones tu fe en Jesús para salvarte de la ira de Dios sobre tus pecados. Empieza con tu viendo la maldad de tus pecados, y buscas remedio a esto, y encuentras a Jesús. Actualmente sabemos (los cristianos) que no es nosotros “encontrando a Jesús” tanto que Jesús llamándote para ser salvo. La salvación es una relación activa y creciendo entre uno y Jesús. No es una obra de nuestra parte como orar o actos de arrepentimiento. Es fe, confianza y entrego a Jesús.

Jesús nos presenta la moralidad de Dios, y tienen confianza en Jesús implica que crees también que el todo de Jesús es confiable y lo que debes modelar tu vida tras esto. Se llama esto nuestra “santificación” en que nos transformamos de sucio pecador a la imagen de Jesús. Esto trabajamos en ello desde que somos salvo hasta nuestra entrada en el cielo donde Jesús hace completo la obra.

II.  Arrepentimiento y la seguridad de la Salvación.

El arrepentirse es de reconocer en tu corazón que el pecado está mal, y que Dios nos juzga por estos pecados. Dios nos dice que somos pecadores todavía aunque somos salvo.

1 Juan 1:8 Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros.

Tenemos que entender muy bien el asunto. Dios nos explica que estamos en una guerra espiritual, con Satanás tratando constantemente de causarnos a tropezar y caer en el pecado, y esto sí es posible. Sí, vamos a pecar (1Jn 1:8). Pero el verdadero cristiano reconoce que el pecado es malo y le va a destruir todo que Satanás puede.

Satanás quiere convencerte que cuando caes en el pecado o cuando pecas algo grave, pierdes tu salvación. Esto no es cierto. Es una artimaña de él para derrotarte. No le haces caso.

III. El lugar de Buenas Obras. Premios Celestiales para el ya salvo.

Debemos ser claro, las buenas obras nunca van a salvar a alguien. Así no es. Es solamente por la obra de Jesús en la cruz que uno es salvo. Crees en esto (Jesús muriendo en la cruz y luego su resurrección de la muerte) solamente.

Habiendo dicho esto, somos un pueblo (el pueblo de Dios) dado a las buenas obras. Pero en contraste a muchas religiones que creen que por sus buenas obras (incluso ir al público y casa en casa hablando a la gente sobre religión), no creemos que nada de esto salva a uno sino Jesús y tenemos fe en Jesús para ser salvo. Pero una vez salvo, nosotros cristianos llenamos nuestras vidas de buenas obras imitando a Jesús para complacerle.

IV. Orar: Hablando a Dios

La oración es parte de la comunicación entre nosotros y Dios. (Leer las Escrituras abajo es la contra parte). Dios nos dio la oración a Él para convivir con Dios. En esto, nosotros podemos pedirle cualquier cosa. Sobre todo, la sabiduría viene por orar para ella. Pero también Dios quiere que oremos por nuestra pan diario y los demás cosas que necesitamos. Es por pedir que Dios nos oye y nos contesta en el positivo. Es la forma primera de obtener las cosas. Dios usa medios secundarios para que actualmente llegue a nosotros, pero el pedir es muy importante.

V. Estudiar a las Escrituras: Dios hablando a nosotros

Dios habla a nosotros por varias formas. Sobre todo, Dios usa nuestra consciencia y espíritu para decirnos lo que es correcto de hacer y lo que no lo es. Pero nuestra consciencia es corrupta, entonces tiene que ser entrenado de nuevo. Esto es por la Palabra de Dios. Por leer y estudiar la Biblia, podemos oír lo que Dios quiere decirnos

VI. La Autoridad de las Escrituras.

Un sub punto debajo del punto arriba es la autoridad de las Escrituras. Viene de Dios. Tiene la inspiración del Espíritu Santo. Por esto es altamente de confianza. Debemos basar nuestras vidas en las Escrituras y no en lógica ni en lo que es popular.

VII. Cómo entender y interpretar las Escrituras.

La Biblia se cae bajo las reglas normales de entender un idioma. Las palabras son fijas en su sentidos por su uso normal. No se vale de interpretarla de una forma que tuerce sus sentidos afuera de lo normal.

VIII. Cómo saber la voluntad de Dios.

La voluntad de Dios es lo que debemos seguir, y esto sabemos por Su Palabra, la Biblia. Hay formas de conocer bien la voluntad de Dios, y la forma más confiable es por la Biblia. Pero tenemos que poner condiciones aquí, porque la voluntad de Dios contiene muchos puntos, y muchos de ellos son para cada persona, pero hay partes que son para ti o para mi individuales y no se puede asumir que unos de estos puntos para ti está bien para mi.

Dios me dice donde vivir y que vocación debo dedicarme. También Dios me dice con quien debo casarme. Esto es muy en la voluntad de Dios. Pero porque Dios me dice a casarme con mi esposa (se llama Tule) es decir que tú también debes ir a casarte con ella. ¡No, no, no! Entonces tenemos que ver estas formas en que Dios nos comunica su voluntad.

asas

También ver

IX. Servicio a Dios por servir a los hermanos.

Demostramos nuestro amor para Dios por medio de lo que hacemos y cómo tratamos a otros.

Estos son unos asuntos. Hay más.

 

 

cp56 Di no a la brujería

En este folleto examinamos lo qué es la brujería, y cómo Dios ve esto como una abominación. TEMAS: ¿Qué es la Brujería? | ¿Cómos practicas la Brujería? - Principios Ocultos o encantos - Espíritus ayudantes - un buen ejemplo aquí es Saúl | La Importancia de rechazarla | ¿Cómo rechazarla | Conclusión. Haz clic aquí para ver el folleto.

Esta entrada fue publicada en Discipulado. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *