Aarón

Aarón. “maestro o excelso”
Hermano de Moisés, Éxo 4:14; 7:1.
Nació hijo de Amram y Jocabed, del tribú de Leví Exo 6:20, alrededor de 1597 a.C. (Perspicacia entrada Aaron).
Tuvo una hermana mayor, Míriam (o unas versiones traducen su nombre María), y un hermano tres años más joven, Moisés Éxo 2:1; 7:7.

Se casó con Elisabet, hija de Aminadab, y tuvo cuatro hijos: Nadab, Abihu, Eleazar, e Itamar Éxo 6:23; 24:9-10. De estos, Nadab y Abihú fueron consumidos por el fuego del altar por ofrecer fuego extraño Lev. 10:1. “Su devoción a la adoración pura pronto se vio puesta a prueba cuando murieron sus hijos Nadab y Abihú, a quienes Dios ejecutó por haber profanado el sacerdocio. El registro dice: ‘Y Aarón guardó silencio.’ Cuando a él y a sus otros dos hijos se les mandó que no se lamentaran por la muerte de los transgresores, ‘hicieron conforme a la palabra de Moisés.’ (Lev 10:1-11.)” — Perspicacia
Cuando Moisés se detuvo de aceptar la misión que Dios estaba dándole, Dios encomió a Aarón (por su elocuencia Éxo 4:13-16) de ser el vocero o portavoz de Moisés. Después de enfrentar al Faraón con el mensaje de Dios (Éxo 5:1-5), y Aarón empezó de actuar como “su boca”, hablándoles a los ancianos de Israel (Éxo 4:27-31) y ejecutando señales milagrosas (Éxo 7:8-12) como prueba del origen divino de sus mensajes. Su función como vocero de Moisés se disminuyó durante los cuarenta años que los israelitas vagaron por el desierto, pues parece ser que Moisés cada vez habló más por sí mismo al pueblo. Éxo 32:26-30; 34:31-34; 35:1, 4. Era ayudante de Moisés, Éxo 4:14-16, 27, y ayudó a Moisés de levantar sus manos en la batalla en contra de Amalek en Éxo 17:12.

Aarón tuvo la aprobación de Dios sobre su ministerio. Aaron tomó un oficio análogo al de profeta Éxo 7:1-2, y hasta que exclamaron “El dedo de Dios está aquí” Éxo 7:1-2. El narrativo bíblico no dice explicitamente que siempre andaba con Moisés delante de Dios, pero parece que sí acompañaba a Moisés Éxo 8:21; 9:27; 10:3, 8, 16; 11:10; 12:1; Sal 77:20.
Era el primer sumo sacerdote de Israel. Dios le dio a Aarón de los deberes sagrados como el representante de Dios delante de la nación por casi 40 años, y este trabajo se transfería cada generación por medio de sus hijos. Ve Sacerdocio de Aarón.

El pecado con el becerro de oro. En el Monte Sinaí, Moisés subió a encontrar a Dios, y Aarón quedó con el pueblo de Israel, y fue convencido de tomar su oro y formar un becerro de oro para que lo adoren. El perdón que Moisés abogó delante de Dios incluyó específicamente a Aarón y también el pueblo (Deu. 9:20). Después de esto Aarón fue designado por Dios de ser sumo sacerdote, y que los demás sumos sacerdotes después de él iban siempre de venir de su familia. La diferencia entre Moisés en la montaña y Aarón en la valle, es que Moisés se estableció con los pensamientos de Dios, mientras que Aarón fue llevado a donde los pensamientos de la gente le llevaba.

¿Por qué no se castigó a Aarón por haber hecho el becerro de oro? A pesar de su posición privilegiada, Aarón tuvo debilidades. La primera vez que Moisés permaneció cuarenta días en el monte Sinaí, “el pueblo se congregó en torno a Aarón, y le dijeron: ‘Levántate, haznos un dios que vaya delante de nosotros, porque en cuanto a este Moisés, el hombre que nos hizo subir de la tierra de Egipto, ciertamente no sabemos qué le habrá pasado’”. (Éxo 32:1.) Aarón accedió y cooperó con estos rebeldes en la manufactura de una estatua de un becerro de oro. (Éxo 32:2-6.) Más tarde, cuando Moisés le llamó la atención, presentó una excusa muy débil. (Éxo 32:22-24.) Sin embargo, Jehová no le consideró el principal responsable, sino que dijo a Moisés: “Así que ahora déjame, para que se encienda mi cólera contra ellos y los extermine”. (Éxo 32:10.) Moisés puso al pueblo ante una disyuntiva al clamar: “¿Quién está de parte de Jehová? ¡A mí!”. (Éxo 32:26.) Todos los hijos de Leví respondieron, y entre estos debió encontrarse Aarón. Ellos mataron a tres mil idólatras, probablemente los principales instigadores de la rebelión. (Éxo 32:28.) No obstante, más tarde Moisés recordó al resto del pueblo que ellos también compartían la culpa. (Éxo 32:30.) Así que Aarón no fue el único que recibió la misericordia de Dios. De sus acciones subsiguientes se desprende que en su corazón no estuvo de acuerdo con el movimiento idolátrico, sino que cedió a la presión de los rebeldes. (Éxo 32:35.) Jehová mostró que le había perdonado al mantener en vigor su nombramiento de sumo sacerdote. (Éxo 40:12, 13.)

Después de haber sido un leal apoyador de su hermano menor en muchas experiencias difíciles y cuando hacía poco que Moisés lo había instalado como sumo sacerdote y representante de Dios, se unió insensatamente a su hermana Míriam en criticar a Moisés por haberse casado con una cusita y en desafiar la singular relación y posición de Moisés con Jehová Dios, al decir: “¿Es simplemente por Moisés solo por quien Jehová ha hablado? ¿No ha hablado también por nosotros?”. (Núm 12:1, 2.) Jehová intervino rápidamente, puso a los tres ante Él enfrente de la tienda de reunión, y reprendió con severidad a Aarón y Míriam por haber mostrado falta de respeto a Su nombramiento. El hecho de que solo se hiriese de lepra a Míriam puede indicar que ella fue la instigadora de la acción y que Aarón, de nuevo por debilidad, se unió a ella. Por otra parte, si a Aarón se le hubiese herido de lepra igual que a Míriam, su nombramiento como sumo sacerdote habría quedado sin efecto, tal y como decretaba la ley de Dios. (Lev 21:21-23.) Él no solo demostró su buena actitud de corazón al confesar de inmediato su falta y disculparse por la insensatez cometida, sino que además suplicó fervientemente a Moisés que intercediera a favor de Míriam para que Dios la sanase. (Núm 12:10-13.)

Aarón compartió de nuevo la responsabilidad de un mal, esta vez con Moisés, cuando no santificó ni honró a Jehová Dios delante de la congregación en el incidente relacionado con la obtención de agua del peñasco de Meribá, en Qadés. Por esta acción, Dios decretó que ninguno de los dos tendría el privilegio de introducir a la nación en la Tierra Prometida. (Núm 20:9-13.)

El primer día del mes de Ab del año cuadragésimo del éxodo, la nación de Israel estaba acampada en la frontera de Edom enfrente del monte Hor. El pueblo iba a cruzar el Jordán al cabo de unos meses, pero no Aarón, quien ya tenía ciento veintitrés años de edad. Por orden de Jehová, y mientras todo el campamento observaba, él, su hijo Eleazar y Moisés subieron a la cumbre del monte Hor. Allí dejó que su hermano le quitara las prendas de vestir sacerdotales y se las pusiera a Eleazar, su hijo y sucesor en el sumo sacerdocio. Entonces Aarón murió, y probablemente allí mismo lo enterraron Moisés y Eleazar. Durante treinta días Israel lamentó su muerte. (Núm 20:24-29.)

Debe notarse que en ninguna de las tres ocasiones se presenta a Aarón como el promotor de la mala acción, sino que más bien parece que permitió que la presión de las circunstancias o la influencia de otras personas lo desviaran del proceder de rectitud. Particularmente en su primera transgresión, pasó por alto el principio implícito en el mandato: “No debes seguir tras la muchedumbre para fines malos”. (Éxo 23:2.) No obstante, en el resto de las Escrituras su nombre recibe mención honorífica, y el propio Hijo de Dios reconoció la legitimidad del sacerdocio aarónico. (Sal 115:10, 12; 118:3; 133:1, 2; 135:19; Mat 5:17-19; 8:4.) — Perspicacia

La rebellión de Aaron y Míriam. En una ocasión Aarón y María hablaron en contra de Moisés, quien Dios ha escogido como gobernante de Israel por pacto Exo 34:27. Moisés tuvo la distinción de hablar boca a boca con Dios. Quejaron con Moisés por su esposa (ella era de Etiopia), y Dios juzgó los dos Núm 12. Aarón también pecó en las aguas de Meriba, y fue prohibido de entrar en la tierra de promesa Núm 20:10-29. Aarón es un tipo de Jesucristo, sacerdote que intercede por el pueblo. El lavado es hablado en conexión con sus hijos Exo 24:4; 10; 19; 20; Heb 2:11-13.

La rebelión de Coré. Durante su estancia en el desierto, Coré y su grupo (250 y los rubenitas Datán, Abiram, y On) rebelaron en contra de la acaudillamiento de Aarón, y fueron consumidos por el fuego del infierno, la mera tierra partiendo bajo los pies de los rebeldes, y la tierra tragándoles vivos al Seol. En otra ocasión Aarón ofreció incienso para parar una plaga de Dios. La murmuración de Aarón y María en contra de Moisés fue tratado duramente por Dios (Núm. 12). Aarón también pecó con Moisés en Meriba (Núm. 20:10), y su muerte parece casi inmediatamente (Núm. 20:28).

La intercesión de Aaron. El trabajo de ser sacerdote era de interceder para el pueblo delante de Dios. Por ejemplo, la congregación se descontentó con Moisés y Aaron en el desierto, y Dios les juzgó con una plaga, y Aaron demostró gran fe y valor por salir entre el castigo de Dios cayendo sobre ellos y llevó el braserillo para abogar para la expiación del pecado del pueblo “parado entre los muertos y los vivos” hasta que la plaga se detuvo Núm. 16:46-50.

El bastón de Aaron que refloreció tuvo más que ver con su tribú que con Aarón personalmente como escogido de Dios Núm 17:1-4, 8. Este evento demostró la divina aprobación sobre el tribú de Leví. Este bastón se guardaba en el arca del tabernáculo como la evidencia de la comisión divina a los Levitas. Tuvo un recuerdo también de la rebelión del pueblo de aceptar lo que Dios había dado y mandado. Ve Núm 17:10; Heb 9:4; 2Cr 5:10; 1Re 8:9.

Murió en 1474 a.C. a la edad de ciento veintitrés años Núm 20:22-29; 33:39; Deu 10:6; 32:50-51.

[H175 y G2] Citas: 334 versículos, 352 veces desde Éxodo en adelante. NT: Luc. 1:5; Hch. 7:40; Heb. 5:4; 7:11; 9:4. Hebreo – [aharon H175].

Primer sumo sacerdote de Israel, descendencia la tribu de Leví, y tercer hijo de Jacob. Amram era su padre, y Jocabed su madre, sus hermanos eran Moisés y María (Éxo 6:20; 7:7).

Dios le dio a Moisés su hermano Aarón por su don de hablar (Éxo 4:16), y estaba con Moisés en sus enfrentamientos con Faraón. Apoyó a Moisés en una batalla por levantarse las manos (Éxo 17:12). En el Monte Sinaí, Moisés subió a encontrar a Dios, y Aarón quedó con el pueblo de Israel, y fue convencido de tomar su oro y formar un becerro de oro para que lo adoren. El perdón que Moisés abogó delante de Dios incluyó específicamente a Aarón y también el pueblo (Deu. 9:20). Después de esto Aarón fue designado por Dios de ser sumo sacerdote, y que los demás sumo sacerdotes después de él iban siempre de venir de su familia.

Coré y su grupo rebelaron en contra de la autoridad religiosa de Aarón y fueron consumidos por el fuego del infierno. En otra ocasión Aarón ofreció incienso para parar una plaga de Dios. La murmuración de Aarón y María en contra de Moisés fue tratado duramente por Dios (Núm. 12). Aarón también pecó con Moisés en Meriba (Núm. 20:10), y su muerte parece casi inmediatamente (Núm. 20:28).

La esposa de Aarón, Elisabet, le dio 4 hijos, de los cuales, Nadab y Abihú fueron consumidos por el fuego del altar por ofrecer fuego extraño (Lev. 10:1).

Ve Vara de Aarón.

Esta entrada fue publicada en A, personas principales. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Inscríbete en nuestra lista de libros cristianos gratuitos

Libros Cristianos Gratuito

Estos libros cristianos son en varios formatos, pdf, MS doc, RTF, e-Sword, theWord, mySword. Son libros cristianos para edificación y para el ministro profesional. Puede ser que hay unos libros que son comerciales (que tienes que comprar), pero los comerciales son muy pocos entre tantos. Como siempre, quien que lee un libro, debe compararlo con la Biblia para ver si es bíblico o no. No consto que todos son libre de problemas doctrinales o errores de lógica, o que viene de personas que no tienen buen testimonio. Tomo lo bueno, y deja lo no bueno. Mi propósito es de proveer una biblioteca cristiana para cristianos y ministros.

Frecuencia: Normalmente voy a tratar de enviar un noticiero cada sábado, pero puedo brincar uno u otro dependiendo si hay libros nuevos que he encontrado o no.

Nota: Estoy ofreciendo libros por medio del noticiero que 1) no voy a ofrecer en ninguno de mis sitios, estos son especiales y muy buenos, 2) si los ofrezco en mis sitios, las personas que reciben el noticiero van a recibirlos semanas o meses antes de que aparecen en mis sitios.

* indica campo requerido