Miel

Miel

Referencias generales: Éxo 16:31; 2Sa 17:29; Pro 25:27; Cnt 4:11; Isa 7:15; Mat 3:4; Luc 24:42.




Definición: Una sustancia viscosa, amarillenta, y muy dulce que es elaborada por las abejas. Hay dos palabras comúnes en hebreo para miel, nofet y devasch, la última cual se puede referir a una miel vegetal. La miel de abejas reinaba “como la fuente casi única para endulzar los manjares hasta ya bien entrado el siglo XVIII.” Diccionario Ebenezer.

La miel. (Diccionario Perspicacia). Las abejas elaboran la miel con el néctar que obtienen de las flores y la fruta. Durante el proceso de recoger el néctar y depositarlo en el panal, la abeja añade ciertas sustancias químicas de su cuerpo. El agua del néctar se evapora en parte y esas sustancias químicas lo transforman en miel. El color y el sabor de la miel varían según la procedencia del néctar. El cuerpo humano asimila la miel rápidamente y la transforma en energía.

La mayoría de las veces que la Biblia menciona la miel de abejas se refiere a la miel silvestre, como la que Juan el Bautista comía en el desierto. (Mat 3:1, 4.) El poder energético de la miel se constata en el caso de Jonatán, el hijo del rey Saúl, quien exhausto por la batalla, probó un poco de miel. Inmediatamente sus ojos “empezaron a brillar”. (1Sa 14:25-30.) Este alimento energético fue una de las provisiones que Dios suministró a su pueblo en el desierto. Allí existían pocos árboles, pero la gente podía comer miel “de un peñasco”, o sea, de los panales de miel que las abejas habían construido en lugares rocosos. (Deu 32:13.)




Uso Ilustrativo: En general miel representa cosas dulces (agradables), de cariño, pláticas de provecho (dichos agradables Pro 16:24; 24:13-14 o la sabiduría) Cnt 4:11 con una calidad de dulzura y sabor excelente como por ejemplo la Palabra de Dios Sal 19:10. El vínculo entre miel y las Escrituras es que son saludables y da gozo de tomarlo. Muchas veces las Escrituras usan la imagen de comerla como ilustración de disfrutar algo muy bueno Eze 3:2-3; Apo 10:9.

La expresión, “tierra que fluye leche y miel” Lev 20:24 indica un lugar altamente bendecido con buenas cosas. “se repite a menudo en las Escrituras, es apta no solo porque allí abunda la miel de abejas, sino también el zumo espesado de frutas. (Éxo 3:8; Lev 20:24; Deu 11:9; Jos 5:6.) Es probable que este último fuera un artículo de intercambio comercial con Tiro. (Eze 27:2, 17)” –Perspicacia. Se identifica el miel como algo de gran valor Sal 19:10; Pro 5:3; 27:7. Jehová alimenta a sus elegidos con mil de la piedra Sal 81:16. El panal con la miel es todavía más excelente que la miel sola. Las decisiones judiciales de Jehová son tan excelentes, saludables, y benficiosas que son como miel en el panal Sal 19:9-10. Son ‘más suaves al paladar que la miel a la boca’ Sal 119:103.

La miel representa algo muy jaladora, y Proverbios 5 usa la miel para ilustrar la tentación la inmoralidad sexual como una “mujer extraña” usa para enredar a un hombre por medio de sus “dulces palabras” atrayentes y melosas. Prov 5:3-5 “Porque los labios de la mujer extraña destilan miel, Y su paladar es más blando que el aceite; Mas su fin es amargo como el ajenjo, Agudo como espada de dos filos. Sus pies descienden a la muerte; Sus pasos conducen al Seol.” Pro 7:21-22 ” Lo rindió con la suavidad de sus muchas palabras, Le obligó con la zalamería de sus labios. Al punto se marchó tras ella, Como va el buey al degolladero, Y como el necio a las prisiones para ser castigado”.




Hay también un mal asociado con el exceso que produce náuseas (Pro 25:16), entonces es bueno pero con moderación (Pro 24:13; 25:16, 27; 27:7; Eze 16:13, 19). Esto debe ser un malestar que se produce en uno mismo cuando uno se trata de acercarse demasiado a Dios sin limpiarse la vida, y la dulce se cambia a malestar. La santidad de Dios es algo tenemos acercarla y abrazarla poco a poco con una limpieza personal después de cada novedad que uno se aprende sobre Dios. Es actualmente desagradable de ver la voluntad de Dios si uno no está sujeto a ello como se va revelando (hablando de un proceso de la vida cristiana). Por esto Dios deja que avanzamos poco a poco, para que no se caiga esta experencia desagradable.

También el exceso de miel es vínculado con una persona buscando su propia gloria (Prov. 25:27), como si ignora que no es tan santo de pararse en la gloria de Dios sin humildad y mansedumbre.




También la miel tiene propiedades curativas

Se encuentra en estado silvestre como en hendiduras de las rocas Deu 32:13; Sal 81:16; Pro 24:13; en el suelo 1Sa 14:25. Los israelitas encontraron miel en un arroyo 1Re 14:3. Esto es lo que se alimentó a Juan el Bautista Mat 3:4. Jonatán tomó el miel 1Sa 14:25, 27. La rompecabeza de Sansón sobre el miel Jueces 14:14.

Es un artículo de intercambio y venta Eze 27:17. La miel procesada se guardaba en jarras o freascos 1Re 14:3. Enviado como regalo por Jacob a Egipto Gén 43:11. Los antiguos usaron miel en lugar de azucar (Sal 119:103; Pro 24:13). Cuando es tomado en grandes cantidades, causa nausea Pro 25:16-17, que es usado de exhortarnos a tener moderación sobre nuestros apetitos. Es abundante en Palestina Éxo 3:8; Lev 20:24; Due 8:8; Eze 20:6; y Asiria 2Re 18.32.

No se debe mezclarse con los sacrificios Lev. 2:11, aunque sí se puede ofrecer como ofrenda de primicias (Lev 12; 2Cr 31:5). En el Oriente, es muy común que se mezclan el miel con sus salsas, pero según Pliny (21:48), tiene la tendencia de cortarse y ser agrio muy fácilmente, y por eso, fue usado en hacer vinagre. La fermentación es un símbolo de la corrupción en el corazón (Lev 2:11-12; 1Co 5:7).

También aparte de la miel de la abeja, hay miel de plantas o frutas, llamado miel de Beyrouk, que se cae en gotas del árbol Gharrab, como un árbol de olivos. La miel se colecta en las hojas como el rocio. Otra ‘miel’ que conocieron en la Biblia es un jarabe hecho de hervir el jugo de dátiles, o uvas, y es usado por los árabes como una salsa Gén 43:11.




Términos hebreos para miel
(1.) ya’ar – 1Sa 14:25, 27, 29; Cnt 5:1. Miel de abejas, y viene de la palabra para bosque donde se encuentra las abejas.
(2.) Nopheth – miel que se cae (Sal 19:10; Pro 5:3; Cnt 4:11).
(3.) Debash – miel de abeja (Jueces 14:8), y también miel vegetal de árboles (Gén 43:11; Eze 27:17). Estos pasajes pueden referir a un jarabe destilado de uvas.

Perspicacia – “Miel de frutas. La palabra hebrea devásch también puede referirse al jugo o al zumo espesado, de consistencia semejante al jarabe, de algunas frutas: higos, dátiles, etc. El contexto a menudo ayuda al lector a determinar si se trata de miel de abeja o no. Lo que en Levítico 2:11 se prohíbe ofrecer sobre el altar debía ser el zumo espesado de frutas, pues fermentaba con facilidad. El versículo siguiente, donde se menciona esta “miel” prohibida como parte de las primicias que se ofrecían a Jehová, indica que no se trata de miel de abeja. Como la mayor parte de la miel que usaban los israelitas era miel silvestre, la “miel” que se ofreció como primicias cuando Ezequías animó al pueblo a apoyar el sacerdocio debió ser el jugo o el zumo espesado de frutas. (2Cr 31:5.)”




(4.) Tsuph – las células del panal, llenas con miel (Pro 16:24; Sal 19:10).
El Panal de Miel. (Diccionario Perspicacia). El panal de miel es una maravilla de ingeniería que revela la sabiduría incomparable del Creador, al colocar tal instinto de “ingeniería” y construcción en la abeja melífera. La forma hexagonal de las celdas es la ideal para que el panal contenga la máxima cantidad de miel con la mínima cantidad de cera, la materia de la que están hechas las paredes de las celdas. La abeja construye el panal de la siguiente manera: unas glándulas especiales de su cuerpo producen la cera, que se segrega a través de unos poros, formándose unas escamillas blancas. La abeja las recoge con las patas y se las lleva a las mandíbulas para masticarlas. A continuación coloca la cera en la parte del panal que esté construyendo. Las paredes del panal solo tienen 0,32 mm. de grueso, pero pueden soportar treinta veces su peso.

Las abejas melíferas construyen sus colmenas en diversos lugares, como árboles, rocas y, en un caso, incluso en el cadáver de un animal, que no debía ser carroña, sino que el sol lo había secado. Se trata del cadáver del león del que Sansón comió miel. (Jue 14:8, 9.)

Veáse Abeja




Esta entrada fue publicada en comida, M y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Inscríbete en nuestra lista de libros cristianos gratuitos

Libros Cristianos Gratuito

Estos libros cristianos son en varios formatos, pdf, MS doc, RTF, e-Sword, theWord, mySword. Son libros cristianos para edificación y para el ministro profesional. Puede ser que hay unos libros que son comerciales (que tienes que comprar), pero los comerciales son muy pocos entre tantos. Como siempre, quien que lee un libro, debe compararlo con la Biblia para ver si es bíblico o no. No consto que todos son libre de problemas doctrinales o errores de lógica, o que viene de personas que no tienen buen testimonio. Tomo lo bueno, y deja lo no bueno. Mi propósito es de proveer una biblioteca cristiana para cristianos y ministros.

Frecuencia: Normalmente voy a tratar de enviar un noticiero cada sábado, pero puedo brincar uno u otro dependiendo si hay libros nuevos que he encontrado o no.

Nota: Estoy ofreciendo libros por medio del noticiero que 1) no voy a ofrecer en ninguno de mis sitios, estos son especiales y muy buenos, 2) si los ofrezco en mis sitios, las personas que reciben el noticiero van a recibirlos semanas o meses antes de que aparecen en mis sitios.

* indica campo requerido
Sermón de Audio: Estimando la Salvación

En este sermón tomado desde el folleto por el mismo nombre, vemos el elemento esencial de la salvación que es uno tiene que estimar su salvación. Es verdad, mejor perder todo en este mundo, pero no poner en riesgo tu salvación.

TEMAS
La Prioridad y valor de la Salvación
La Salvación vale más que la familia
La Salvación vale más que la salud
La salvación vale más que las riquezas
Tenemos que Contar toda Pérdida
"No tengo tiemor para Dios"

Un excelente sermón. Este explica porque hay gente que dicen que aceptó a Cristo, pero luego, abandona el cristianismo. Nunca fuera verdaderamente salvos porque pensaron tan poco (no de mucho valor) que era la salvación.