La Orden de la Salvación

La Orden de la Salvación es un estudio sobre la orden específica de elementos en la salvación, sobre el recibir, el creer, y el poder de Dios.




Juan 1:12 Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios;

En este versículo Dios detalle unos eventos que pasan en el ser salvo. No quiero indicar por este estudio que son todos los elementos o eventos en la salvación de una persona, pero aquí hay unos.

A todos los que recibieron…

Primero tenemos el recibir a Jesucristo. Claro que nadie puede recibir a Jesús sin primero oír de él y su obra de salvación en la cruz. Esto es el evangelio. Sin alguien que predica o testifica a Jesús en el contexto específico de la salvación, del evangelio, no se puede recibirle.

Pero hoy en día muchos están tratando de despreciar nuestra parte de recibir a Jesús. El calvinista dice que primero Dios nos da el poder de Dios (según la elección de Dios), y después que Dios ha movido por regenerarnos, entonces recibimos y creemos en Jesús.

Pero analizando este versículo, ellos lo tienen exactamente al revés. Nos toca a recibir a Jesús y luego creerle, y luego Dios nos manda la regeneración.

Los que creen en su nombre…

Actualmente, estos dos parecen de pertenecer a nuestras actividades y acciones, y es ANTES que Dios nos manda el poder de Dios en la salvación.

De recibir y creer no son obras nuestras

Pero tenemos que ver que esto parece como hacemos estas obras y somos salvos. Pero no es así. Aun con todo esto, es Jesús que salva, no nuestro recibir ni creer. La cosa única que nos salva es solamente la obra de Jesús en la cruz.

Nuestras acciones son de tomar a Dios a su palabra, y no es una obra de nosotros.

…les dio potestad de ser hechos hijos de Dios;

El poder para ser salvo viene desde Dios, no de otro lado. Fíjate que dice “de ser hechos” hijos de Dios. O sea, es pasivo. A la misma vez que aclaramos que nuestras acciones antes del poder de Dios entrando en nosotros, salvando a nosotros, somos los objetos que Dios está actuando sobre nosotros. No nos salvamos a nosotros mismos, sino Dios es quien que hace la salvación.

Pero se base esta acción divina de salvar sobre nuestras acciones de recibir y creer. En ningún lado la Biblia habla de persona como salvas ANTES de que ellos mismos recibieran y creyeran a Jesús como su Salvador.

La Orden de la Salvación

Más Artículos sobre este Categoría

Libro: Descendencia para Dios

En este libro, exploramos el propósito de Dios en la pro-creación de hijos, y esto es que Dios quiere Una Descendencia para Dios.

Tabla de Contenido

Introducción. 3
I. Capítulo 1: El propósito de hacer un hogar. 3
II. Capítulo 2: La importancia de la pareja unida. 6
III. Capítulo 3: El niño necio. 11
IV. Capítulo 4: El amor nos obliga a disciplinar. 15
V. Capítulo 5: Responsabilidades de los padres hacia sus hijos. 17
VI. Capítulo 6: Honrar a tus padres. 24
VII. Capítulo 7: La disciplina del niño. 26
VIII. Índice de Textos Bíblicos. 32

Leer el libro en línea (y descargarla aquí): Descendencia para Dios

Esta entrada fue publicada en Salvación y etiquetada , . Enlace permanente.