Cox, D.R. – El Discipulado Bíblico

Sobrevista y definición del discipulado bíblico

El concepto de discípulo fue utilizado mucho en los evangelios y Hechos, pero con el regreso de Jesucristo al cielo, este concepto se cambió a otro concepto, el seguidor de Cristo. El Amo o Señor era Cristo, y ahora es el buen pastor de una iglesia local, que realmente es un pastor asistente al Gran Pastor de nuestras almas, Jesucristo. Los seguidores fueron discípulos, y ahora son imitadores, ejemplos del Amo. El método de obrar era absoluta con Cristo el Amo, pero ahora somos hermanos, iguales que ayudan unos a otros en la familia de Dios que es la iglesia local.




Discípulo – Amo => Autoridad y control (solamente Dios tiene esto).

Quien que se controla el discípulo es el amo, no hay tal cosa como discipulador, alguien que entrena a otro a ser obediente al Amo. El único quien puede manda a un discípulo es el Amo, quien es Jesús.

Somos nosotros seguidores de Jesucristo, hermanos sin poder de mandar con autoridad uno al otro, somos como en una familia espiritual. Ningún hermano puede tomar el papel de “papá de la familia”. Nuestra autoridad y control sobre nuestros hermanos es limitado por Dios a ser un buen ejemplo, y la autoridad que Dios impone en poner un pastor de una iglesia local. El Señor Jesucristo es quien manda el discípulo, y nosotros no podamos hacer discípulos de nosotros, sino introducimos a estas personas a Cristo, para que ellos lleven una relación de discípulo amo con Jesús. Ningún cristiano puede tener un discípulo (de sí mismo), porque es incorrecto.

Aun así el pastor es prohibido de usar “señorío” (autoridad dictadura), y usar en su lugar el poder de un buen ejemplo.




1° Pedro 5:2-3  Apacentad la grey de Dios que está entre vosotros, cuidando de ella, no por fuerza, sino voluntariamente; no por ganancia deshonesta, sino con ánimo pronto;  3 no como teniendo señorío sobre los que están a vuestro cuidado, sino siendo ejemplos de la grey.

“señorío” – de traer en sujeción, ser maestro/amo/señor, tener dominio sobre, tener poder sobre uno. De reinar sobre alguien.

Capí­tulos: | Anterior | 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | Siguiente |

Esta entrada fue publicada en Elementos Básicos. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Inscríbete en nuestra lista de libros cristianos gratuitos

Libros Cristianos Gratuito

Estos libros cristianos son en varios formatos, pdf, MS doc, RTF, e-Sword, theWord, mySword. Son libros cristianos para edificación y para el ministro profesional. Puede ser que hay unos libros que son comerciales (que tienes que comprar), pero los comerciales son muy pocos entre tantos. Como siempre, quien que lee un libro, debe compararlo con la Biblia para ver si es bíblico o no. No consto que todos son libre de problemas doctrinales o errores de lógica, o que viene de personas que no tienen buen testimonio. Tomo lo bueno, y deja lo no bueno. Mi propósito es de proveer una biblioteca cristiana para cristianos y ministros.

Frecuencia: Normalmente voy a tratar de enviar un noticiero cada sábado, pero puedo brincar uno u otro dependiendo si hay libros nuevos que he encontrado o no.

Nota: Estoy ofreciendo libros por medio del noticiero que 1) no voy a ofrecer en ninguno de mis sitios, estos son especiales y muy buenos, 2) si los ofrezco en mis sitios, las personas que reciben el noticiero van a recibirlos semanas o meses antes de que aparecen en mis sitios.

* indica campo requerido

Rectitud, Rectos de Corazón

Sermón por David Cox
I. Definición de la rectitud.
II. Observaciones sobre la rectitud
III. A donde se aplica la rectitud
IV. Ejemplos de y ejemplos de falta de Rectitud
V. La recompensa de tener la rectitud